La comunicación da vida al amor. El amor es fruto de una comunicación rica profunda, que dinamiza nuestra vida. La comunicación es vida y energía interior. Necesitamos evitar a dispersión. Una buena comunicación requiere un emisor claro y directo, así como un receptor atento y sensible, necesitamos cerrar el círculo de nuestra comunicación.

Cómo nos comunicamos. Nos expresamos con la palabra, el tono de la voz y las gesticulaciones de nuestro cuerpo. La disposición interior ayuda o entorpece nuestra comunicación. En la era de los medios de comunicación social, estamos más solos que nunca. Por otra parte, los prejuicios y los supuestos entorpecen nuestra comunicación.

Madurez y comunicación. La madurez que tengamos afecta la calidad de nuestra comunicación. Mientras mejor sea la comunicación conmigo mismo (intra-comunicación) mejor será también la comunicación con los demás. Una comunicación plena esta siempre asentada en la verdad. Nadie se resiste a lo que se dice con amor. La calidad de la comunicación afecta integralmente nuestra relación, mientras más profunda mejor.

La comunicación deficiente. La mala comunicación en el fondo es resultado de la falta de interés por el otro. Los sentimientos no comunicados crean conflictos interiores. Los conflictos no resueltos crean distanciamiento afectivo, dolor emocional y a largo plazo ruptura.

Cuatro preguntas importantes al comunicarnos. ¿Qué quieres comunicar? Lo más importante: ¿Para qué lo quieres comunicar? ¿Cómo lo vas a comunicar? ¿Cuándo lo vas a comunicar?

Cinco niveles de la comunicación.

  1. Coloquial, es el mas superficial.
  2. Funcional: sobre funciones o actividades.
  3. Mental, sobre pensamiento, opiniones, convicciones, juicios de valor.
  4. Necesidades, consideramos sobre todo la psico-afectivas.
  5. Sentimientos, es el nivel más profundo.

La relación será más significativa para ambos, cuanto más nos mantengamos en los niveles más profundos de la comunicación.

Métodos de la comunicación:

  1. Parafrasear: Repetir lo mismo con otras palabras.
  2. Menú para el matrimonio (constitución familiar): Respeto, aceptación, eliminar la ira, toque físico, experiencias unificantes, finanzas, espiritualidad.
  3. “Coma” todo lo que pueda: Reafirmación.
  4. Haga que su cónyuge “padezca sed”
  5. Dé un nombre creativo a sus recetas.

Importancia fundamental de la escucha. La clave de un diálogo amoroso: escuchar más y hablar menos. La persona escuchada se siente amada y se libera , esto baja el nivel de tensión emocional en situaciones difíciles de comunicación. Es ordinario que al escuchar, hagamos interpretaciones según nuestro propio mapa mental. Con frecuencia escuchamos lo que queremos escuchar y no lo que se expresa. No fuimos entrenados para escuchare pero podemos aprender.

UN MÉTODO PARA ESCUCHAR SENTIMIENTOS DIFÍCILES.

El recurso de la escritura. Cuando estamos perturbados por nuestros sentimientos, el mejor método para comunicaros es escribir. El método consiste en tres pasos básicos: 

  1. Escriba una carta de amor que exprese sus sentimientos de ira, tristeza, temor, pesar y amor.
  2. Escriba una Carta de Respuesta que exprese lo que quiere escuchar de su pareja.
  3. Comparta su Carta de Amor y su Carta de – Respuesta con su pareja.

Es importante identificar y liberar a través de la comunicación, todos los sentimientos negativos que nos están afectando para que fluyan los positivos. -Es como limpiar un jardín de maleza.

El respeto es decisivo. Al escuchar la carta del cónyuge, en el caso de compartirla, es necesario mantener una actitud respetuosa, abierta, sensible y comprensiva, para obtener los mejores frutos. En ocasiones se puede escribir “una carta monstruosa”, llena de juicios negativos, pero de ninguna manera entregarla al cónyuge, sino más bien destruirla.

Declaraciones de intención:

  1. Tener la mejor actitud al compartir los propios sentimientos.
  2. Escuchar con la actidu más positiva que me sea posible.

La paciencia tiene sus frutos. No es realista esperar grandes resultados derivados de una comunicación Es un proceso lento y progresivo, si se mantiene con perseverancia obtendremos resultados positivos para la relación. El reaprendizaje de la comunicación es un proceso largo y penoso, pues traemos de nuestras  raíces familiares, vicios en la comunicación, que necesitamos superar.

Si expresamos nuestro dolor. El dolor emocional derivado de una mala relación es intenso y profundo. Cuanto más seamos capaces de expresar los sentimientos negativos derivados de nuestras raíces familiares, nuestra vida afectiva presente será más sana. Si no lo hacemos, esto pudiera derivar en adicciones para acallar el dolor.

Compartir