Artabán viaja acompañado de su sirviente Orontes (Alan Arkin) tratando de unirse a la caravana de los otros tres Reyes Magos en su viaje para encontrar a Jesús. Pero no solo no consigue alcanzarlos, sino que se pierde en el camino, y termina por enfrascarse en una interminable búsqueda de más de treinta años, durante los cuales se la pasa auxiliando a cuanta persona necesitada se tope en su camino. Y cuando -por fin- halla a Jesús, este se encuentra a punto de morir crucificado. Tal descubrimiento lleva al cuarto Rey Mago a cuestionarse sobre si sus actos bondadosos y desinteresados valieron la pena al ver que quizás jamás alcance su principal objetivo.

Compartir